Carlos E. Carvajal

Soy oriundo de Jardín, un pequeño y bellísimo municipio al suroeste de Antioquia, Colombia. Ingeniero Mecánico de profesión, cicloviajero, amante de la naturaleza y mucho más que seguro este sitio te develará…

Mi amor por la bicicleta comenzó un par de años atrás cuando fuí por primera vez a la ciclovía. Recuerdo haber regresado a casa en taxi, con temblor en las piernas, exhausto. Durante un par de meses disfruté de ese espacio, observé mi cuerpo cambiar, hice nuevos amigos y algunos de mis malos hábitos desaparecieron. Un momento revelador vino cuando decidí salir de la ciudad a los caminos secundarios que unen a los pueblos de Antioquia. Redescubrí nuevas capacidades, otras dimensiones de la mente, del territorio, lentamente me introducía al mundo de los viajes en bicicleta, entre 2.006 y 2.009 recorrí algo así como 37.000 Km por toda Colombia.
Me enamoré de mi país, de su gente, maneras y formas; la increíble diversidad centímetro a centímetro de nuestra geografía se puso a mi disposición, un conocimiento vivo se estaba incorporando en cada célula de mi ser.  El esfuerzo del viajero que se propulsa con su propia energía tuvo además sus recompensas, conectado con mí ser interior, sano física y mentalmente, amando la naturaleza y sintiéndome parte de ella.
Un día de enero del año 2009 mientras pedaleaba con amigos los senderos de la Sierra Nevada del Cocuy, decidí emprender el proyecto de viaje más maravilloso que haya realizado «Sur América en Bicicleta». Desde el 17 de Abril de 2010 durante 529 días, pedaleé 25.000 Kms por 8 países sobre la singular máquina; una experiencia increíble, enriquecedora y que reveló la que ahora es una misión: «Inspirar a otros a viajar en bicicleta».
Una vez regresé de este hermoso viaje emprendí acciones para co-ayudar a impulsar la movilidad en bicicleta en Medellín y sus municipios cercanos. Creé junto con mi amigo Pepe La Fiesta de la Bici, evento ciudadano que impulsó el ciclismo urbano en la ciudad; mes a mes 4.500 ciclistas pedaleamos por las calles del Valle de Aburrá, una masa crítica que durante 3 años nos permitió visibilizar los ciclistas urbanos, reconocer el Valle de Aburrá como pedaleable, y entre otras cosas poner el tema de la movilidad no motorizada en la agenda pública.
Participé en la creación de la Mesa Metropolitana de la Bicicleta y en la Mesa de la Movilidad no Motorizada, ofrecí conferencias, hablé con políticos, empresarios, motivé notas de prensa, radio y televisión con el objetivo de generar conciencia e impulsar una política pública de la movilidad en bicicleta.

¡ Es hora de un poco de inspiración !

…disfruta de algunos vídeos y anécdotas 
Nuestras aventuras
Simple Share Buttons