Sea una pequeña aventura de un par de días, una de meses o de años, por lo general se llevan las mismas cosas. Viajar en bicicleta es viajar ligero de equipaje…

Algunos se preguntan que llevar en las alforjas cuando están planeando salir de viaje en bicicleta, cada uno tendrá sus ideas y estoy seguro que en la medida en que vayan teniendo sus experiencias se irán perfeccionado, por el momento les comparto un listado de cosas que uso normalmente, más adelante en otro “post” haré énfasis en mis preferencias personales en cuanto a las marcas o especificaciones.
Disponer de un equipo confiable y de calidad es lo aconsejable, aunque no es absolutamente necesario tener lo más costoso y de ultima generación, en general dependerá del presupuesto que se tiene, del clima reinante de la región a donde va, del tiempo que estará viajando, si decide acampar o ir de hotel en hotel, del estilo de vida o caprichos, entre otras cosas, eso si debe tener claro que lo importante ya lo tiene y son los deseos de vivir una experiencia única. Un breve repaso de la compañera de viaje y sin más rodeos miremos lo que va adentro de las alforjas:
BICICLETA – PORTAEQUIPAJES & ALFORJAS – HERRAMIENTAS
Aunque existen bicicletas especializadas su consecución directamente en Colombia aún no es fácil, así que cualquiera de las marcas de renombre puede ser una solución, especialmente las bicicletas de montaña, a las que tendrá que hacer unas adecuaciones para llevar las alforjas y para que sean cómodas, principal característica que debe tener una bicicleta para viajar.
Bicicleta de cicloturismo
Bicicleta viajera
Bicicleta de cicloviajero
Bicicletas viajeras
Las alforjas traseras | Desde que estoy viajando en bicicleta he experimentado con varias marcas, actualmente uso Ortlieb Back Roller Plus (20 Lt cada una) o Ortlieb Sport Packer Classic (15 Lt cada una), impermeables y con un sistema de anclaje óptimo, durables, entre otras ventajas, realmente son las mejores.
Las alforjas delanteras | Uso Ortlieb Sport Roller Classic, tienen una capacidad de 12.5 Lt cada una y las mismas características que las traseras. Solo las instalo para viajes realmente largos donde requiero un poco más de capacidad de empaque y esto es porque llevare el equipo de campamento y las condiciones climáticas me lo exigen, así que empaco ropa especializada para la altura (Ver abajo) y comida para preparar.
Alforja de manubrio | Es realmente útil, siempre la llevo, tanto en viajes cortos como largos. Gafas, el mapa, el bloqueador, billetera, cámara, navaja, los snacks, el celular, las luces, en fin esas cosas que usas todo el día y que las necesitas ya, siempre estarán a la mano. Por supuesto es Ortlieb, modelo Ultimate 6 Classic.
Bolsa seca o drybag | Cuando he necesitado un poco más de espacio en un viaje corto, que incluya llevar parte del equipo de camping la uso, siempre en los viajes largo va, por el mismo tema, necesidad de espacio. Aunque consigues en Colombia diferentes marcas como Ortlieb y Vaude, hace unos años me hicieron una bolsa impermeable de 60 Lt con un cierre de bolsa estanca y me ha dado buenos resultados.
Portaequipajes o parrillas | También he experimentado con algunas marcas, recuerdo además las palabras que me dijo en mis inicios como cicloviajero Jameboi (cicloviajero argentino): “elegí bien, ese será uno de tus problemas”. Pues bien, en mis bicicletas uso Tubus y Rack Time, los mejores por su capacidad de carga, geometría, materiales entre otras ventajas.
Herramientas | Las bicicletas de cicloturismo están sometidas a un desgaste inusual en especial en viajes que duran meses o años, por eso un kit de reparación bien pensado puede ayudar a evitar un mal momento. Revise nuestro reciente post: Kit de herramientas y repuestos de un cicloviajero.
LA ROPA
Cada uno tiene sus gustos así que solo diré que es importante que sea cómoda, que se seque rápidamente y que no parezca un colorido y estrafalario ciclista, es más fácil interactuar con las personas cuando pareces alguien de común. Debo decir acá que opte por usar un muy buen sillín, así que normalmente no llevo pantalonetas de lycra con badana. Supongamos además que es un viaje corto de 10 días (normalmente yo pararía el tercer o cuarto día para lavar la ropa, a descansar, o digerir un poco el viaje, entre otras actividades), llevaría entonces:
  • 1 Pantalón de esos desmontables
  • 1 chaqueta o cortavientos
  • 3 ó 4 camisetas, prefiero manga larga
  • 2 ó 3 pantalonetas
  • 3 ó 4 pares de medias
  • 3 ó 4 mudas de ropa interior
  • 1 par de guantes de ciclismo
  • 1 ó 2 pañoletas
  • 1 gorra o sombrero de ala ancha
  • Casco
  • 1 par de zapatos de ciclismo (si prefiere, no a muchos les gustan, pero también tienen sus ventajas)
  • 1 par de tenis cómodos, quizás quiera caminar y en todo caso es bueno para descansar
  • 1 par de chanclas o crocs, para bañarse en lo hoteles, ríos
  • Gafas
  • Capa tipo celador
…para el frio en la alta montaña
  • Chaqueta impermeable
  • Pantalón impermeable (ideal si vas a estar un par de días arriba)
  • Buzo térmico o polar
  • Guantes impermeables y térmicos
  • Gorro para frio
  • Medias térmicas
  • Polainas (Un par de bolsa plásticas también sirven)
EQUIPO DE CAMPAMENTO & COCINA
Nosotros los colombianos en general no tenemos una cultura desarrollada alrededor de este tema, por lo que en ocasiones improvisamos o somos algo olímpicos para definir que llevar al momento de salir a una aventura de este tipo. Nuevamente, no siempre se va a requerir llevar un equipo especializado y costoso, que por demás es práctico, duradero, liviano, confiable y eficiente, sin embargo, evaluar antes para dónde va es importante para elegirlo, si su viaje es muy largo, lo mejor es disponer de algo que sea bueno. recuerde traer su basura y disponerla adecuadamente.
Campamento y bicicletas
Que come un cicloviajero
Acampando en bicicleta
Cocinando y viajando en bicicleta
  • Tienda o carpa, uso calidad 3 estaciones
  • Saco de dormir, elegirlo dependerá del clima de los lugares donde va
  • Colchoneta inflable o aislante
  • Almohada, puede enrollar la chaqueta también
  • Luces, en un principio usé las de la bici, ahora prefiero tipo mineras
  • Piso para la carpa
…y para cocinar
  • Estufa
  • Kit de ollas
  • Cubiertos
  • Bolsa o tarro para el agua, para tener un poco más del vital liquido a la mano
  • Purificador de agua, en algunas ocasiones es necesario, aún somos un país rico en este recurso
A veces uno resuelve el tema de la alimentación haciendo comidas rápidas, con frutas, cereales, comprando en la ruta, recuerde que esto también hay que llevarlo, súmele el kit de lavado, combustible, condimentos y otras pequeñas cosas. En viajes largos las compras son para varios días normalmente, el agua se recoge cerca de donde acampara y de buena fuente, por lo menos con la que cocinara.
Bueno se me paso describir que también necesitara implementos de aseo, los medicamentos que tenga prescritos y  para males menores (daños de estómago, dolores de cabeza, otros), así mismo lo electrónico, pues muy pocos realmente se desconectan del todo o quieren documentar sus aventuras, así que cámaras, celulares, gps o ciclocomputador, paneles solares y hasta computadora portátil caben en esas alforjas, también un buen candado, la armónica y un par de libros…

Carlos E. Carvajal

Las bicicletas de cicloturismo están sometidas a un desgaste inusual en especial en viajes que duran meses o años, por eso un kit de reparación bien pensado puede ayudar a evitar un mal momento.

Un percance mecánico puede convertir fácilmente una agradable aventura en las montañas, en un instante indeseable y como ya sabes eso, elegir las herramientas y repuestos puede convertirse en asunto complicado para algunos; el peso, espacio, el miedo de que falte algo y otras ideas pasan por la mente.
Hay una gran cantidad de posibles problemas mecánicos que puedan surgir, y estar listo para todos ellos requeriría tener que llevar una caja de herramientas especializada y pesada . Sin embargo, un kit básico de herramientas y piezas de repuesto te pueden sacar de muchas situaciones difíciles y te permitirán continuar el viaje o llegar a donde un mecánico en un pueblo cercano.
Basado en mi experiencia sugeriré un kit de reparación esencial para viajes cortos y uno más completo para viajes más largos. Vale la pena señalar que tendrá que agregar algo más dependiendo de su bicicleta y accesorios que usa, e incluso del tipo de viaje.
LO ESENCIAL PARA UN VIAJE CORTO
Bueno acá va la lista básica, no es de más decir que siempre será mejor mantener la bicicleta en el mejor estado antes de salir y durante el viaje. Habrá quien no quiere cargar un gramo de peso adicional, o sale confiado, los he visto caminando kilómetros, haciendo nudos a los neumáticos (cámaras) e incluso rellenando las llantas (cascos) con hierba…
Kit de reparación bicicleta
Este grupo de herramientas y repuestos se puede llevar dentro de las alforjas en pequeño maletín o bolsa, en todo caso a la mano.
Un inflador confiable | El de la imagen es Topeak, un poco grande pero funciona muy bien para el tamaño de llanta que uso, puede usarse en válvulas presta y para auto.
Llaves allen (hexágonas) | Preferiblemente individuales pues se facilita el uso, asegúrese de llevar los tamaños correctos.
Alicate multiuso | En algunas ocasiones lo requieres para retener o cortar un cable, hacer una presión extra entre otras aplicaciones. Tendrás además a disposición un par de destornilladores, un pequeño cuchillo, abrelatas, y otras cosas dependiendo de la herramienta y marca.
Kit de válvulas | Puede ser que en algún momento se requieran porque fallo el inflador y en la estación de servicio no dispongan de adaptador, o alguno amigo la requiere, en fin llévalas.
Neumático de repuesto (cámara o tubo) | Los pinchazos o machucones son inevitables, incluso cuando usas líquidos sellantes o llantas especializadas (Schwalbe Marathon) así que son necesarios. Yo suelo llevar dos en viajes cortos, una vez los uso, ante otra falla paso a parchar.
Kit de parches | Una vez tuve 15 pinchazos en un día, desde ese momento,  ahora nunca salgo sin revisar si los llevo. Asegúrese de que la pega no se ha secado y que el papel de lija está en buen estado.
 Como desvarar bicicleta
Palancas de desmonte | Algunas personas llevan dos palancas, prefiero llevar 3 por si alguna se fractura, llevo las de pasta.
Pegante extra | A quien no le ha pasado cuando va a parchar que el tubo de pega está seco o roto, pues bien es para resolver ese pequeño imprevisto.
Aguja e hilo de nylon grueso | Para primeros auxilios o para reparar un desgarro de la pared lateral de la llanta, parte indispensable de un kit de reparación.
Lubricante | Es importante mantener en buen estado el sistema de transmisión para un buen funcionamiento y el mejor rendimiento, así que limpiar y engrasar la cadena periódicamente es importante. El lubricante seco es óptimo para condiciones de mucho polvo mientras lubricante húmedo puede causar una colección de grano y de residuos acumulándose en cadena y casete.
Despinador | También prefiero que sea una herramienta individual.
Conexiones rápidas (PowerLinks) | Son muy útiles para desvares, incluso la cadena instalada debería tener uno para facilitar los mantenimientos.
ALGUNAS HERRAMIENTAS Y REPUESTOS MÁS, PARA UN VIAJE LARGO
Es posible que alguna cosa no la use, pero en un viaje largo de semanas e incluso meses o años las bicicletas de cicloturismo reclamaran atención preventiva y correctiva, así que no dudes. Cada bicicleta es diferente y requiere piezas únicas, pernos, etc. Algunos de los elementos de esta lista pueden aplicar o no a su bicicleta.
Pastas de freno | Hace unos años uso freno de disco y me ha resultado más económico, fiable y fácil de mantener, aunque muchos viajeros de largo aliento usan v-brake, así es que cualquiera sea el caso suyo es aconsejable llevar una par de elementos de rápido desgaste de repuesto.
Radios y entreroscas | Son fáciles de llevar en los bolsillos internos de las alforjas Ortlieb (Somos Distribuidores Autorizados), recuerde llevar la llave de radios.
Repuestos y herramientas para viajar en bicicleta
Tornillos o pernos | Vale la pena llevarlos; tornillos para el portaequipajes, platos, porta bidones.
Cables | Para el tensor, descarrilador, de cambios o de frenos si ese es su caso.
Abrazaderas metálicas | De varios tamaños, se puede hacer cualquier cosas con ellas.
Herramientas especializadas | Llevo un copa para poder desmontar el disco y casete, aunque yo no lo desmonto, sin embargo, me he encontrado que en algunos talleres no la tienen. También llevo la palanca para desmontar los pedales, una navaja y un pequeño kit Victorinox que tiene unas tijeras pequeñas y otras funciones.
Trapo | Un pequeño trapo o paño de limpieza, aunque no es absolutamente necesario, el principal uso que le doy es ponerlo de fondo y sobre él todas las herramientas y repuestos al momento del desvare, así no se me volvió a perder nada.
Aguja ajustable | Nunca se me han dañado, pero ahí va, principalmente la trasera.
Uña o fusible | Otro elemento que nunca se me ha daño, sin embargo, hace días guiaba un tour para cicloviajeros  y a uno de los aventureros le fallo, estábamos en la mitad de la nada, se sintió el rigor, así es ya hace parte de la lista de empaque.
Correíllas ajustables | Lleve bastantes, no pesan nada y son muy útiles, ya lo vera.
Pegante | A quien no le ha servido la llamada pega loca, sirve cuando menos lo esperas.
Cinta MacGyver | Esta cinta adhesiva de alta resistencia puede reparar casi cualquier cosa, una alforja, los zapatos, un neumático. Una manera de llevarla es enrollándola en el inflador.
Cadena adicional | En un viaje de meses o años, seguro necesitarás invertir bien tus ahorros, así que llevar una cadena adicional le ayudara mucho, rótela cada 800 o 1000 kilómetros, cuando se pierda un poco la tensión recorte un eslabón para recuperarla, recuerde que estas tienen una posición de instalación, así alargara la vida útil de todo su sistema de transmisión 3, 4 e incluso 5 veces más de lo normal.

Carlos E. Carvajal

El cicloturismo y las actividades al aire libre en nuestro país han tomado un rumbo halagador desde hace algunos años, en ese sentido cada vez hay más posibilidades de acceder al  equipo “outdoor” que se requiere para disfrutar mejor y más seguros de nuestras aventuras.

En este artículo los invitamos a que conozcan algunas de las principales características de las alforjas Ortlieb, las más usadas y las preferidas por los cicloviajeros y ciclistas urbanos del mundo. Puedes conseguirlas junto con los portaequipajes Tubus y Racktime en Pedaleando Alma.
Waterproof
¿Qué hay detrás de la legendaria calidad “Waterproof Made in Germany”? Trabajamos exclusivamente con materiales duraderos, elementos resistentes de unión y cierres de eficacia probada en la práctica. Para asegurar una elevada impermeabilidad confiamos en procedimientos de sellado de alta frecuencia: Gracias a ello, ORTLIEB – contrariamente a los proveedores de productos cosidos o pegados – se convierte en un absoluto campeón Outdoor.
Los materiales
La base de la calidad impermeable de Ortlieb son materiales de elevada calidad, desarrollados específicamente para cada campo de aplicación. Se emplean tejidos de poliéster, nylon y corduro, revestidos de una o de ambas caras. En caso de un revestimiento en una cara, se conserva el aspecto textil, mientras que el revestimiento de ambas caras produce el conocido aspecto de lona. Se trata de revestimientos sintéticos termoplásticos que garantizan una muy elevada impermeabilidad, siendo muy superiores a los revestimientos de tejido de carpa o mochila corrientes en el mercado.
La unión
El tejido procesado, incluyendo sus costuras de sellado, ¡acusa en principio una impermeabilidad hasta una columna de agua de 100.000 mm! Esta elevada impermeabilidad se consigue gracias a soldaduras industriales de alta frecuencia. En dicho procedimiento de sellado, el calor es producido directamente en el material por medio de oscilaciones moleculares. El material se vuelve blando y puede ser unido a elevada presión. En este proceso, la costura de sellado es por lo menos tan resistente como el material alrededor.
¿Qué significa el término “columna de agua“?
Los valores de la columna de agua son determinados por medio de un procedimiento estándar (ISO 811). Describen a partir de qué presión de agua el material se vuelve permeable. Una columna de agua de 4000 mm corresponde, por ejemplo, a la presión que encontramos a una profundidad
de cuatro metros.
Los tipos de cierre
El tercer factor importante para el grado de impermeabilidad al agua y al polvo es el tipo de cierre. Todos los cierres de los productos ORTLIEB son sometidos a un ensayo de simulación medioambiental. Los grados de protección designados como IP (= Ingress Protection) tienen su origen en la electrotecnia y encuentran una aplicación creciente en el área del ocio.
1. Cierre de tapa
El cierre de tapa protege contra polvo y salpicaduras de agua a un ángulo de hasta 60° frente a la vertical. A elección se ofrece con protección contra nieve o cierre por enrollado adicional, de probada eficacia en cualquier uso. Las lengüetas de cierre y los ganchos aseguran el cierre de tapa. En la ciudad, la combinación con un cierre giratorio magnético facilita el manejo.
2. Cierre por enrollado
El cierre por enrollado abre el camino para unos variados campos de aplicación. Es completamente hermético al polvo y protege el interior contra las salpicaduras de agua de cualquier dirección. Las finas regletas de plástico, cosidas al extremo superior del producto, confieren al producto estabilidad y hermeticidad al agua. El enrollado permite reducir la altura y/o el volumen de petates y bolsos. Si necesita una compresión aún mayor, puede recurrir a la variante con válvula.
3. Cierre rápido / Quick-Seal-Closure
El cierre rápido es muy poco complicado y fácil de usar. Consiste en dos perfiles elásticos de plástico que se cierran y abren fácilmente por medio de un pasador. De este modo, el interior de la bolsa es protegido de manera confiable contra polvo y salpicaduras de agua de cualquier dirección. ¡Ideal para el uso cotidiano!
Aviso: En las temperaturas menores de -5°C/23°F, el cierre rápido acusa un funcionamiento limitado.
4. Cierre de cremallera impermeable
Los cierres de cremallera TIZIP impiden de manera confiable la penetración de agua y polvo. Incluso en caso de una inmersión temporal en el agua (profundidad: borde inferior del producto 1 metro; duración 30 minutos), el interior de la bolsa permanece seco. El diseño a prueba de agua y polvo supone una fricción algo mayor del pasador en la apertura y el cierre de la cremallera.
5. Cierre de estribo
En la caja del smartphone se emplea un cierre de estribo. En este cierre, dos marcos de plástico con contorno de sellado son apretados uno contra otro bajo tensión, siendo sujetados en su lugar por medio de dos clips. Esto garantiza una absoluta protección contra el polvo así como impermeabilidad durante un intervalo de tiempo de 30 minutos a una profundidad de un metro.

Fuente: www.ortlieb.com

Fueron 7.500 los kilómetros que Ekin Sulvará pedaleó desde Bogotá hasta la capital Uruguaya, Montevideo. Atravesó bosques, montañas, ríos, lagos y mares de Colombia, ecuador, Brasil, Perú, Chile, Argentina y Uruguay. Era un sueño que anhelaba cumplir.

Viajó solo, durante seis meses. Un total de cien lugares visitados, entre ciudades, pueblos y parques naturales. Fueron muchos amigos y paisajes los que conoció en el camino y que atesorará para siempre. También muchos temores los que dejó en la carretera y muchas las lecciones aprendidas. Como por ejemplo, que es hora de dejar la soltería para conformar una familia.
“El misterio de lo desconocido. No saber qué me iba a encontrar en la siguiente curva o detrás de la próxima montaña o en el siguiente pueblo. Eso fue lo que me mantuvo pedaleando todo ese tiempo”, cuenta Sulvará, un publicista de 29 años nacido en Pacho (Cundinamarca). Con un presupuesto de ocho millones de pesos (incluido el tiquete de regreso desde Montevideo), el 7 de agosto del 2014 decidió no darle más plazos a este sueño.
Renunció a su trabajo (en una agencia de publicidad, donde lo contrataron de nuevo a su regreso). Cogió su bicicleta, un equipo de camping y otro de cocina, un morral muy liviano, la cámara de fotos y los repuestos de la bici. Todo pesaba, aproximadamente, 50 kilos. Todo, amarrado y sujeto de manera funcional a la bici. Seis meses después llegó a Bogotá con la felicidad de haber hecho el viaje de su vida. Este viajero y ciclista comparte sus secretos, con los que busca asesorar e inspirar a muchos para que se animen a conocer el continente a bordo de una bici.
Los viajes largos. Cuando la cotidianidad no deja que la vida nos sorprenda, hay que viajar. Porque viajar es la mejor forma de nutrirse de nuevas experiencias, y esto es lo que nos hace sentir realmente vivos y felices. No hay límite de edad. Si bien la mayoría de viajeros que he conocido tienen entre 20 y 30 años, también he visto personas muy adultas (mayores de 50 años) que viajan en bici. Unas vacaciones de 15 días Nos cambian el Panorama, nos dan un respiro; pero un viaje largo (de meses) nos cambia la vida. cambia la percepción que tenemos del mundo y permite conocernos más.
Viajes cortos. Si no hay mucho tiempo, lo recomendable es definir rutas locales –en Colombia– para empezar a medirse en el biciturismo. Hay rutas de 3 o 5 días, como a la Sierra Nevada del cocuy (entre Boyacá y Arauca). El regreso puede hacerse en bus. Luego, se puede programar una ruta en otro país, de 15 días o un mes. con la información suficiente y la experiencia adquirida en los viajes locales, es perfectamente realizable sin tener que renunciar al empleo.
¿Y dónde dormir? Hay que estar preparados para acampar bastante, por lo que llevar carpa, sleeping y colchoneta es clave. Todo debe ser lo más liviano y resistente posible, y funcional para diversos climas. Pero hay ocasiones en las que no es posible acampar, como en las grandes ciudades, o simplemente se quiere tener un poco de confort.
Los hostales son económicos. Existen dos comunidades en Internet en las que muchas personas ofrecen su casa para que los viajeros pasen la noche sin costo alguno. Como en toda casa, hay reglas, así que al momento de ponerse en contacto con la persona que ofrece el alojamiento hay que tener claro qué se puede y qué no se puede hacer (cocinar, lavar ropa, etc.).WarmshowersCouchsurfing.
¿Cómo manejar el dinero?  Todo es cuestión de organización. Si se toma la decisión de hacer un viaje largo hay que empezar a ahorrar y proyectar un presupuesto basado en pesos por día, que para Suramérica puede ser, en promedio, 60.000 pesos. Renunciar al trabajo tal vez sea la parte más complicada, pero hay que pensar que no hay que pasarse todo eltiempo trabajando para “ganarse la vida”. Hay que vivir la vida.
Suramérica es tal vez uno de los destinos más baratos. Si se tiene una carpa y una cocina portátil se ahorra bastante dinero y dejando de lado el confort de las ciudades se puede disfrutar cualquier lugar con poco dinero.
¿Y el equipo de camping? Uno sencillo, pero debe tener carpa de tres estaciones, aislante inflable, sleeping para menos 15 grados; un equipo de cocina multicombustible: una olla, una jarra, un pocillo, dos limpiones, cuchara, tenedor, una navaja suiza, dos bidones para agua (las mismas caramañolas de la bici).
¿Cómo hacer para comer bien y barato? Lo mejor es cocinar. Una cocina multicombustible es una gran herramienta. También sale muy económico comer en las Plazas de mercado o restaurantes frecuentados por la gente local -no los turísticos-. Sin embargo, vale la pena, de cuando en cuando, ir a un buen restaurante para darse también un viaje culinario.
¿Por qué viajar solo? Viajar solo te da la posibilidad de tener el tiempo y el espacio suficientes para conocerte. Para saber de qué estás hecho. En definitiva, te llenas de la confianza suficiente para hacer lo que te propones. Empiezas a sentir que nada es imposible. Pero también te das cuenta de lo valiosas que son las personas a tu alrededor. Aprecias la compañía, así sea pasajera. Y aunque viajes solo, siempre encuentras a alguien con quien compartir tu felicidad. Sin embargo, pienso que si viajas con tu mejor amigo o con tu pareja vas a fortalecer una relación para toda la vida.
¿Cómo escoger la bici? La bicicleta ideal puede ser cualquiera, por tallas y hay que adquirir la que se adecue a tu tamaño. Se debe ajustar la altura de la silla y la distancia del manubrio, para una postura cómoda y prevenir lesiones. Lo ideal es que la bici sea resistente y sencilla para conseguir repuestos fácilmente.
¿Una bici de ciudad o de montaña? Mejor una híbrida de ciudad y de montaña. En mi caso, armé una specialized Work 1 con cambios de shimano de montaña de 9 velocidades (para subir suavemente) y frenos V-brake (más fáciles de reparar que los de disco). Invertir en una buena silla vale la pena. Se recomienda una delgada y con gel (antiprostática, para los hombres).
¿Y si se vara en el camino? Hay que llevar repuestos, como pastillas de frenos, radios para las llantas, dos neumáticos, una llave multifuncional y grasa para la cadena, además del kit para despinchar y una bomba de aire. La bici es un medio de transporte extremadamente noble: no necesita demasiado mantenimiento y su mecánica es básica, tal vez por eso es la mejor nave para viajar.
¿Y el equipaje? Al empezar el viaje se van a llevar muchas cosas, pero con el tiempo se descubre qué es necesario y qué no. La ropa sucia se lava en los hostales (en la misma ducha o en el lavamanos si no hay lavaderos), en lavanderías o en los ríos. el equipaje se puede distribuir en la bici usando alforjas (la forma más común) y adaptando parrillas. La otra forma es adaptando un carro trasero (forma menos usada, pero funciona también).
¿Qué prendas recomienda? Dos camisetas transpirables, dos de algodón, tres piezas de ropa interior, un pantalón convertible, unas bermudas, un par de tenis, un par de zapatos para ciclismo, una chaqueta para lluvia, otra de alta montaña, guantes para bici y para el frío, dos lycras para ciclismo (larga y corta), un casco, una linterna frontal.
¿Qué fue lo mejor? La satisfacción de cumplir un sueño. He conocido lugares que nunca imaginé visitar y los he vivido intensamente. He experimentado la bondad de la gente, y aunque viajo solo, nunca me ha hecho falta una mano amiga. He compartido experiencias con personas de diferentes países y culturas que me han enriquecido mental y espiritualmente.
Los cinco lugares preferidos del viaje
  • Cordillera Blanca, Perú
  • Trampolín de la muerte, Mocoa (Putumayo, Colombia)
  • Parque nacional el Cajas (Ecuador)
  • Paso de Jama, entre Chile y Argentina
  • Carmelo, junto al río de la Plata (Uruguay).

Fuente: El Tiempo

Mi primer viaje fue a finales de 2006, durante las vacaciones colectivas de la empresa para la que laboraba, por lo que tenía unos pesos asegurados. Recorrimos por carreteritas secundarias algunos municipios de Antioquia, Boyacá y Santander.

Me metí en el bolsillo $200.000 pesos para los gastos de los primeros días y para no llevar todo el “guango” a la mano, también tenía mis tarjetas débito y crédito disponibles con algunos recursos más. Pedaleamos 1.900 Km durante 28 días y recuerdo haber invertido en ese viaje iniciador aproximadamente 1 Millón de pesos.
Los fines de semana iba de pueblo en pueblo, así redescubrí Antioquia. Esperaba con ansia las vacaciones para el gran viaje de fin de año. Para mi sorpresa el presupuesto diario en los siguientes viajes por Colombia varió poco ($35.000 Pesos/Día), pese a que el costo de vida subía. Casi siempre dormía en un pequeño hotel, sin embargo, en algunos lugares me recibían y no me cobraban, aparecían amigos o gente hospitalaria que deseaba saber un poco más del inusual viajero, en ocasiones esa hospitalidad incluía un almuerzo, un par de cervezas y hasta una donación, lo que me causaba mucho asombro, pues no la estaba pidiendo.

Colombia en bicicleta

El presupuesto destinado a la alimentación también lo fui optimizando, por ejemplo en algunos trayectos largos entre pueblitos lejanos, preparaba el almuerzo rápidamente al borde de la carretera y en un bello paraje, en las mañanas un par de frutas de la plaza de mercado, miel y cereales que cargo siempre en mis viajes eran perfectos para el inicio del día.
Así con cada pedalazo uno se va perfeccionado en el manejo del dinero. Ahora bien, no es lo mismo un viaje de un par de días, que uno de semanas o varios años, lo que quiero decir es que en mi caso fui aprendiendo sobre las finanzas de un viajero, también a generar algunas situaciones y lo mejor a disfrutar de la generosidad de la gente. Dicho esto les compartiré algunas ideas más, espero les sirvan para dejar de creer que para hacer un gran viaje se necesita un bolsillo muy amplio.
Dormir en hotelitos, comer en plazas de mercado, pequeños restaurantes o ventas callejeras, cocinar tu propia comida, usar Warm Showers o Couchsurfing, tener una red de contactos como Las Casas de Ciclistas en Latinoamérica, acampar, entre otras opciones harán que tu presupuesto se alargue mucho más, acá el tema importante es repensarse y aprender con cada día de experiencias. También existe la posibilidad de que tengas unos ahorros y bueno, darte algunos lujos de vez en cuando cae muy bien, ir un poco más holgado no es problema, eso sí, no pierdas la capacidad de relacionarte y de dejarte sorprender con la amabilidad de las gentes en la ruta.
En mi viaje por Sur América, no iba realmente con mucho dinero, tampoco trabajé en algún hostal, o finca, ni vendí postales o artesanías para financiarme como el gran Pablo García, un icono del cicloturismo que hace unos días paso por Colombia luego de 13 años de Pedaleando el Globo, lo que puede resultar interesante o estresante, sin embargo, mis primeros pedalazos con alforjas me enseñaron y durante el gran periplo usé esa experiencia para hacer ahorros importantes.
Acampé un poco más de 200 veces, cociné constantemente, en más de 186 ocasiones la gente me invitó a sus hogares, recateé un poquito aquí y allá, hasta patrocinadores conseguí, por supuesto también generé algunas situaciones que me permitieron dormir en coliseos, estaciones de bomberos y cada tipo de lugares en los que hoy me sorprendo de haber pasado la noche o un par de días.

Planeando un viaje largo en bici

Antes de salir de viaje pensaba que podría aplicar un poco de mi experiencia como ingeniero mecánico y aunque no busqué directamente empleo en alguno de los países que atravesé, confieso que si se representaron algunas oportunidades. Quizás tus habilidades y especialidades te sirvan para hacerte a unos pesos así que utilízalas.
Durante el tiempo que duró mi viaje por el sur desarrollé la habilidad de hablar a grandes públicos a los que les contaba mi historia o el mensaje ecológico que llevaba este misionero, esto generó oportunidades para conocer gente, hacer prensa y tocar puertas…
He encontrado que otros viajeros se sirven de sus habilidades para hacer algo de dinero, es común ver algún americano enseñando su lengua materna. Unos amigos Ingleses Sarah y James, venían desde Alaska y su rumbo era Argentina, a su paso por Medellín se vincularon con el Sistema de Bicicletas Públicas EnCicla aprovechando sus conocimientos de movilidad.
En mi caso por ejemplo, di algunas charlas motivacionales enmarcadas en el cicloturismo, charlas que incluso hoy representan algún dinero para planear pequeños proyectos de viaje en Colombia, lo importante es que te dejes sorprender de la maravillosa magia de la incertidumbre. Dios proveerá, eso sí ayúdense con motivación y mente positiva, sino del cielo solo le caerá lluvia y rayos de sol, que es de lo más lindo también…

Carlos E. Carvajal

Viajar en bicicleta con alforjas se trata de pedalear varios días, meses e incluso años, así que lo más importante es que tu compañera de viaje sea cómoda, fácil de mantener, con una geometría adecuada y fabricada en un buen material.

En Colombia es difícil conseguir una bicicleta de cicloturismo especializada,  sin embargo, los deseos de viajar y conocer el territorio, la recursividad y la creatividad nuestra son una fortaleza y en vez de invertir mucho dinero y tiempo buscando la bicicleta ideal, muchos optamos por adecuar la que actualmente tenemos.
Antes de avanzar en este tema, que a propósito en este artículo lo trataré de manera general, aclararé que por mis gustos particulares y experiencias prefiero adecuar bicicletas tipo “Mountain Bike”, pues son simples, estables, acordes a las rutas que elijo, durables y con una buena combinación de accesorios y truquitos de mecánica, contará con las bondades generales que debe tener una bici viajera.
Normalmente las bicicletas de MTB ya están ensambladas al momento de comprarlas y no resultan tan cómodas para viajar, el sillín es pequeño y duro, marcos sin los agujeros para adaptar los portaequipajes, espiga (potencia) muy baja y otros pequeños detalles que habrá que resolver.
Cuando uno mismo la ensambla recuerden que tenemos medidas particulares, así que elegir un marco acorde a esa característica es lo acertado, también es muy importante su geometría, relacionada con la capacidad de carga y la de poder llevar una o varias caramañolas, entre otras. Aquí es donde es clave un buen asesor de ventas y por supuesto la intuición y sensibilidad. Este asunto es delicado realmente, pues pequeñas diferencias respecto a las medidas ergonómicas propias al cuerpo, ocasionarán dolores y rápidamente estarás cambiando de idea sobre viajar en bicicleta, así que tómate el tiempo para oír al asesor y especialmente a tu cuerpo.
Bien sea para viajes cortos en los que solo llevas un par de alforjas (normalmente traseras), o largos en lo que pasarás meses en la ruta con un equipo completo de alforjas delanteras, traseras, de manubrio y algo más,  los primeros días sentirás que la bicicleta se balancea de forma extraña, pero pronto te acostumbrarás.
Un poco de la ingeniería mecánica a la que me dediqué varios años… todos esos movimientos extraños que produce la nueva carga bien sea por peso o por su disposición en el portaequipajes, el desgaste acumulado, la geometría de la bicicleta, el tipo de horquilla o tenedor que uses, y otros temas técnicos, están relacionados, así que en el tiempo, el haber hecho una buena elección significará confiabilidad y estabilidad, menos gastos de mantenimiento y otros beneficios.
Las geometrías y materiales de las bicicletas especializadas en cicloturismo, hacen especial énfasis en reforzar aquellos lugares donde se concentran los esfuerzos propios del peso y del trajín al que estarán sometidas, están pensadas para tener un bajo punto de gravedad lo que afecta un poco la capacidad de maniobra, ofrecen seguridad y comodidad, condiciones que cumplen muchas de las bicicletas de MTB que se consiguen localmente.

Intec Bicicleta Cicloturismo

Los componentes o accesorios que instales también son un tema importante de mencionar, pues una buena elección te evitará muchos dolores de cabeza. Me refiero a que las bicicletas para viajar están sometidas a un desgate inusual sobre todo para quien decide hacer un viaje largo, lo que afectará directamente cada una de sus partes, en especial las de rápido desgaste o recambio (pastas de frenos, cascos o llantas, cámaras o neumáticos, cadena, cables, otros, aros o rines, portaequipajes o parrillas).
Aunque no es la regla, la durabilidad está relacionada con el costo de las cosas, también con su buen uso y el mantenimiento que les des, mientras escribo esto, se me viene otro tema a la cabeza, eso que llaman obsolescencia programada. Tener lo más costoso tampoco es recomendable, pues aunque seguro bajas un poco de peso y tu bicicleta luce más pro, los componentes pueden requerir más cuidado y mantenimiento, además pues se llama más la atención, y quién quiere eso? Bueno un ciclista viajero, siempre llamará la atención…
Ahora bien, una cosa es viajar acá donde en cada lugar hay una bicicleteria y eventualmente puedes encontrar repuestos o servicio y otra en otro país que no conoces, así que una buena elección de la bicicleta, de componentes estándar y llevar por lo menos algunos elementos de desgaste rápido y herramientas es recomendable (sobre todo para viajes largos). He visto amigos varados por un simple repuesto para su “rin 29” allí en el pueblito de enseguida.
También por preferencias personales, me gustan las bicicletas que yo mismo pueda intervenir, sencillas, por lo menos en lo básico y que además dispongan de componentes individuales antes que aquellas que tiene todo en uno. Procuro entonces accesorios comunes de gama media, estandarizarla en lo que se refiere a los elementos de ajuste, para poder resolver eventuales problemas con herramientas básicas o conseguir un servicio un poco más especializado en cualquier lugar. No hay cosa más incómoda que una llave de expansión de 12″ en la caja de herramientas de un ciclista de largo aliento, aunque puede ser útil para ayudar a desvarar a un camionero en la ruta.
En los últimos años he comenzado a usar frenos de disco y la verdad me he sentido cómodo, en lo económico, la inversión inicial puede ser un poco más costosa, pero en el tiempo eso cambia, pues no hay desgaste prematuro de los rines (aros), las intervenciones de mantenimiento son menores, las pastas son económicas y de fácil recambio, entre otras ventajas. Acá entre líneas un consejo: tener 2 ó 3 cadenas iguales y rotarlas cada 800 ó 1.000 Km alargará la vida útil del sistema se tracción hasta 3 veces, no olviden que tienen una posición de instalación, limpiar y lubricar de manera adecuada.

Bicicleta de MTB adecuada para viajar

Uso marcos en aluminio; aunque ando en el proyecto de ensamblar o comprar una de cromoleo, el tamaño de rin (aro) que siempre he usado es 26”, prefiero las suspensiones hidráulicas antes que las neumáticas, aunque algunos grandes viajeros prefieren suspensiones rígidas, lo que no me parece práctico para 30 km de bajada de ripio y piedra suelta, sin embargo, un buen conjunto de llantas y rines también te ayudará a soportar esas vibraciones no deseadas en las bellas carreteras secundarias de Colombia, Sur América, del mundo.
Antes que componentes costosos la gama media alta me ha funcionado bien (por ejemplo un grupo Deore). Recuerdo gratamente los 9 platos traseros, ahora son 10 y más delgados, les dije, obsolescencia programada, aunque prefiero Shimano, también he usado FSA, incluso Sram, aunque en el futuro quisiera tener una bicicleta con sistema Roll Off.
Seguro notaron que me referí especialmente a la adecuación de una bicicleta que quizás ya tienes, o a los cuidados al momento de ensamblar una nueva con ciertas particularidades, esta es un poco de mi experiencia, también es posible adquirir una bicicleta que cumpla con todas las cualidades de una bicicleta de viaje, los fabricantes conocen cada vez más sobre nuestras necesidades específicas, son un poco costosas y tendrás que importarlas en la mayoría de los casos, pero quién no quiere tener lo mejor.

Carlos E. Carvajal

Son lugares que te encontrarás en tu camino, en los que además de disfrutar de la hospitalidad de los anfitriones, propia de las gentes de nuestro continente, tienes un espacio para dormir, una ducha, un poco de comida o una cocina para que tú mismo la prepares.

Estoy seguro que en muchos sitios de nuestro planeta habrá alguien interesado en darte una mano, quizás su interés inicial sea para saber que traes en las alforjas, porque también son viajeros y comprenden el esfuerzo, o para preguntarte mientras te invitan a cenar, porqué lo haces? Lo cierto es que los cicloviajeros provocamos sentimientos muy especiales en las personas que vamos conociendo día a día en la ruta.
Quizás la casa de ciclistas más conocida por todos los cicloviajeros es la de “Lucho”, ubicada en Trujillo, Perú. En 1985 Luis Alberto Ramirez D´Angelo invitó los primeros ciclistas a su casa, cuando el cicloturismo era aún una forma excéntrica de viajar o poco conocida. Hoy son cada vez más los que en sus caballitos de 2 ruedas conquistan este hermoso continente de una forma respetuosa y bella, así como las personas que nos dan por unos días la posibilidad de evocar una familia.
Antes de mencionar una larga lista de personas decidida a recibirte, con las que además podrás conocer la cultura local, descansar y compartir tus experiencias e información con otros aventureros, es bueno tener claro que ante el creciente número de viajeros que pasan tocando sus puertas cada semana, su hospitalidad representa para todos ellos un incremento en sus gastos fijos por consumo de alimentos, agua, electricidad, otros.
Así que lo sensato es participar en las labores diarias de arreglo de la casa, aportando dinero para los gastos comunes, cocinando para todos, no haciendo desorden, y otras cositas que se te ocurra servirán para colaborar en el que por unos días puede ser tu hogar, de lo contrario es posible que estos sitios tiendan a desaparecer.
Recuerden comunicarse antes de llegar, mejor si es con un par de días de anticipación, recuerden colaborar, que después de ustedes vienen otros viajeros: Acá la lista que seguro puede tener algunas datos que han cambiado, así que si los hallas y me lo haces saber en un comentario, lo arreglo y actualizo inmediatamente.
Argentina
  • Nombre: Benjamín Salinas
    Ubicación: Tucumán
    Dirección: Avenida Salta 218
    Teléfono: 0381 421 4294
    Mail: nuboselva@hotmail.com
  • Nombre: Florencia López El Charito
    Ubicación: El Chalten
    Web: https://www.facebook.com/florencia.lopez.16
  • Nombre: Emilio – Panadería La Unión
    Ubicación: Tolhuin, Tierra de Fuego
  • Nombre: Benjamín Torrejón
    Ubicación: Villa Lastenia Los Perales
    Dirección trabajo: Belgrano 566 / Local Nº 46
    Dirección domicilio: El Cañaveral 22
    Teléfono: 0388 424 3805
    Ubicación: San Salvador de Jujuy
    Teléfono: 0388 424 1616
    Celular: 0388 15 408 69 24 (Ana Rosa Bustamente)
  • Nombre: Esteban Coco
    Ubicación: San Carlos de Bariloche
    Dirección: Km 3 Avenida Los Pioneros
    Ubicación: Rio Negro
    Teléfono: 1151534008
    Mail: estebancoco@icloud.com
    Facebook: Esteban Raúl Coco, Couchsurfing
Bolivia
  • Nombre: Cristian o Ariel Conitzer
    Ubicación: La Paz
    Mail: cdc@conitzer.de
    Celular: 005912 73096728
  • Nombre: Linda & Raul
    Ubicación: Irpavi (a 13km de La Paz)
    Dirección: Av. Gobles 77, Esq Calle 17
    Teléfono: 2721546
    Celular: 72590980 – Raúl
    Mail: rlzarate@acelerate.com
Chile
  • Nombre: Eric Savard
    Ubicación: Los Andes
    Dirección: O’Higgins 178, Veterinaria Los Andes
    Teléfono.: 563 442 2322
    Mail: ericsavard2001@yahoo.com
  • Nombre: Boris
    Ubicación: Coyhaique
    Web: https://www.facebook.com/casaciclista.coyhaique
  • Nombre: Nicolas Barros
    Ubicación: Santiago de Chile
    Dirección: Los Lomajes 1235
    Teléfono: 2 214 6504
    Mail: donrita@hotmail.com
  • Nombre: Pedro Madueno Atalaya
    Ubicación: Santiago de Chile
    Dirección: Avenida Las Condes 12 270, local 101
    Teléfono: 56 9 871 3394
    Mail: pedro@cannondale.cl
  • Nombre: Francisco Javier Orellana Cruz
    Ubicación: Santiago de Chile
    Dirección: Comuna Las Condes
    Teléfono: 677 0340 o 09 414 9335
    Mail: rosicrucian22@hotmail.com
  • Nombre: Pablo Andrés Ibarra Paredes
    Ubicación: Santiago de Chile
    Dirección: Avenida Kennedy 955
    Teléfono: 822 1247
    Mail: pabloibarra69@hotmail.com
  • Nombre: Jorge Oyarzun Contreras
    Ubicación: Villa Manihuales
    Dirección: Caupolican 460
    Teléfono: 9 559 5637 ó 9 791 8156
    Mail: cazadordeciclistas@gmail.com / jorge_alejandro_1@hotmail.com
    http://www.cicloviajes.com/cazadordeciclistas.htm
  • Nombre: Cesar Contreras / Felipe Millar
    Ubicación: San Antonio – V Región
    Teléfono: 988519456 ó 98930918
    Mail: cicloviasanantonio@gmail.com
    Facebook: https://www.facebook.com/ciclovia.sanantonio
Colombia
  • Nombre: Manuel & Martha Velázquez
    Ubicación: San Antonio de Prado, Medellín
    Dirección: Almacén Ciclo Campeón
    Teléfono: 286 1926 ó 337 0650
    Celular: 312 790 7507
    Mail: ciclocampeon@hotmail.com
    Web: http://casadeciclistasdemedellin.blogspot.com/
  • Nombre: Claudio Ernesto Alfonso Cruz / Angélica Gutiérrez (Mona)
    Ubicación: Bogotá, Cundinamarca
    Dirección: Barrio Modelia
    Mail: claudioernesto23@yahoo.es / delfinangelica@yahoo.es
    Web: http://bicinfronteras.skynetblogs.be
    Nota: Espacio para 2 personas
  • Nombre: Miguel Martínez
    Ubicación: Santa Marta
    Dirección: Calle 20 4-30
    Mail: miguelmartinezo@hotmail.com
    Celular: 301 617 0860
  • Nombre: El indio Aguillon
    Ubicación, Sibundoy, Putumayo
    Teléfono: 310 523 4954
Ecuador
  • Nombre: Santiago Lara
    Tumbaco, Ecuador (a 15 Km de Quito)
    Dirección: Abdon Calderón 708
    Teléfono: 02 237 11 15
    Celular: 09 588 4311
    Mail: biketech65@yahoo.com
    Nota: Cerca del supermercado Santa Maria: Calle Vicente Rocafuerte
  • Nombre: Leonardo Morejón
    Ubicación: Ambato
    Dirección: Avenida Rodrigo Pachamo y Eloy Alfaro, Junto a Industrias Catedral
    Celular: 099 637 7702
    Mail: leobyke@hotmail.com
Guatemala
  • Nombre: María Gabriela González Ovando
    Ubicación: Quetzaltenango
    Dirección: Calle 10-29 Zona 1
    Teléfono: 765 1085
    Mail: gabyovando@yahoo.com
Guyana Francesa
  • Nombre: Katia Lei-Sam
    Dirección: Cayenne-Remire
    Mail: info@guyaweb.com
    Celular: 069 446 7073
México
  • Nombre: Guillermo Pérez Monjaras
    Ubicación: Ciudad de México, DF
    Dirección: avenida Cuauhtemoc # 720-11, Col. Narvarte, al sur de la ciudad
    Teléfono: 5-39 2004
    Mail: memo2013@hotmail.com
  • Nombre: Chikara Y.Toda
    Ubicación: Ciudad de México, DF
    Direccón: Laredo 20, Centro-sur de la ciudad,
    Teléfono: 5 211 7017
    Mail: chikara_toda@yahoo.com
  • Nombre: Gonzalo González
    Ubicación: Ciudad de México, DF
    Dirección: Avenida 661 Nº 33, Colonia San Juan de Aragon,
    Teléfono: 5 794 3240
    Mail: elmejorciclista@hotmail.com
  • Nombre: Alejandro Corona
    Ubicación: Puebla
    Dirección: Retorno R. Flores Magón Nº 5, La Ciénaga
    Teléfono: 0 122 2236
    Mail: quemelleveelsol@hotmail.com
  • Nombre: Bernardo Lizardi / Gerardo
    Ubicación: Guadalajara
    Dirección: Manuel Acuña 1310, Col. Sta. Teresita, Guadalajara, Jalisco, 44600
    Teléfono: 52 331 562 9230
    Mail: blizardi@gdlenbici.org
    Web: http://gdlenbici.org/casa-ciclista/
Nicaragua
  • Nombre: Carlos Ariel Herrera
    Ubicación: Estelí
    Dirección: Esquina de los bancos 1 cuadra oesta y 1/2 cuadra sur, Colonia Izquierda
    Teléfono. 2713-3956
    Mail: casadeciclista@gmail.com
    Web: http://www.buscandoandar.org
Paraguay
  • Nombre: Carlos Cando
    Dirección: Av.Carlos Gomez y Cedro TY (esquina), sector 5,
    Teléfono: 59 598 151 0742 / 59 597 311 7345
    Mail: juancae7@gmail.com,
    Web: http://www.carloscando.es.tl
Perú
  • Nombre: Lucho Ramirez D’Angelo
    Ubicación: Trujillo
    Dirección: Avenida Santa 347
    Teléfono: 04 463 0933 / 04 461 6442
    Celular: 94 990 7133 / 98 061 2830
    Mail: casamistadperu@yahoo.es
    Web: http://www.cdc-trujillo.ath.cx
  • Nombre: Silvia Pedro
    Ubicación: Lima
    Dirección: Avenida Lima 3506, Chalet 6, San Miguel
    Teléfono: 263 4077
    Mail: rweninger@wiese.com.pe
  • Nombre: Aníbal Paredes
    Dirección: Los Nogales 567 Chaclacayo, 25 Km al este de Lima
    Dirección: Casa Vista del Mar en Playa El Silencio (Mz D1, Lt3), Km 43 antigua Panamericana Sur
    Teléfono: 51 199 012 8105
    Mail: info@cicloturismoperu.com
    Web: http://www.cicloturismoperu.com/hospitality.htm
  • Nombre: Manuel Aristondo
    Ubicación: Lima
    Teléfono: 511 240 1275
    Celular: 51 199 131 0691
    Mail: info@perubybike.com
    Web: http://www.perubybike.com
    Web: http://www.couchsurfing.com/alambikeperu
    Skype: perubybike
  • Nombre: Cabrera Perez Javier
    Ubicación: Chiclayo
    Dirección: Amazonas 770, Urb. Campodonicio, a 5 cuadras de la plaza de armas
    Teléfono: 07 427 0427
    Mail: perleche101@hotmail.com
  • Nombre: Max Alberth Melo Rojas
    Ubicación: Puno
    Dirección: Urb. Chanu Chanu 1E W-4
    Mail: albert_melo@hotmail.com
    Nota: Espacio para 4 a 6 ciclistas
  • Nombre: Geovanni Bouroncle Trevejo
    Ubicación: Juliaca
    Dirección: Jiron Arica 228 La Rinconada
    Celular: 96 503 0408 ó 95 073 6871
Venezuela
  • Nombre: Andreas Hauer
    Ubicación: Santa Elena
    Dirección: Calle Urdata
    Teléfono: 58 289 995 1408, 58 289 808 8994, 58 414 886 6526
    Mail: kamadac@cantv.net
    Web: http://www.abenteuer-venezuela.de
Uruguay
  • Nombre: Interior Profundo
    Ubicación: 10 Km al oeste del Centro de Montevideo
    Dirección: Calle Sanguinetto 5330 camino a Playa Zabala
    Teléfono: 511331214456
    Web: https://www.facebook.com/Estación-Experimental-Interior-Profundo-703890726373860
Existen otras opciones como Warm Showers que es un lugar de intercambio mundial de hospedaje para cicloviajeros, mantenlo presente; igualmente podrás hacer uso de la cada vez más amplia red de hospedaje Couch Surfing. En ambos sitios tendrás que registrarte. Estoy seguro que te harás un experto en elegir después de un par de experiencias con estas plataformas.

Carlos E. Carvajal

Foto: Álvaro Teixeira, http://rodamundu.blogspot.com

Cuando eres niño algunos padres parecen presentir que estamos en riesgo desde el mismo momento en que salimos de casa, hoy un poco más grandes es posible que algunos sientan temor cuando van al trabajo en bicicleta, a una microaventura de fin de semana o a un viaje fuera del país.

Cada uno seguro tiene sus propias percepciones al respecto (el asunto de juzgar a priori) y me refiero a lo que equivocadamente piensa un extranjero de Colombia o nosotros de Pakistán, no obstante, los cicloviajeros estamos expuestos a varios problemas potenciales, entre ellos:
  • La posibilidad de ser atropellados en alguna carretera
  • Al robo o agresiones de alguien que desee hacerte daño
  • A los molestos insectos e incluso a los animales salvajes
  • A la lluvia, nieve, calor, viento, a los deslizamientos de tierra
Recuerdo en una de las tantas anécdotas de mi viaje por Sur América estar sentado en la pequeña berma de la R3 (Ruta 3), al norte de Río Gallegos en Argentina, las ráfagas de viento llegaban a 100 Km/h, así había estado toda esa mañana y 3 ó 4 días antes en los que solo avance algunos kilómetros, estaba frustrado e impotente ante el rey viento. La noticia es esta, los verdaderos desafíos serán mentales, otros riesgos serán fáciles de evitar con un poco de intuición, una adecuada planificación y preparación.

Normalmente a lo que le temeremos más es al tráfico descontrolado cuando llegamos a las ciudades, a una culebra venenosa mientras acampamos, al asesino despiadado del bosque o a las abejas africanas, pues es un error… los verdaderos peligros para los cicloviajeros son los bloqueos mentales que llevamos con nosotros todo el tiempo, algunos desde niños, por ejemplo:
  • Miedo a traspasar las fronteras de tu país
  • A lo desconocido
  • A la gente
  • A estar solo
  • Al manejo del tiempo y dinero
  • A las exigencias de montar en bicicleta durante días y días
  • La lista puede ser incluso más larga…
Hace días que estaba en mi casa Pablo García, aquel argentino que anda Pedaleando el Globo hace más de 12 años (130.000 Kms recorridos por 100 países en 5 continentes y aún le queda Sur América), hablábamos de ese y otros temas y como un niño explorador no quería perder la oportunidad de preguntarle a este icono del cicloturismo mundial, sobre la seguridad en algunos países que quiero pedalear: “che Carlitos, en Irán, China, Tibet, y en esos otros lugares que decís las personas son bellas y hospitalarias tal vez más que nosotros con nuestra calidez latina”. Me vi juzgando y recordando que aún tengo taras, también miedos, y eso que mi viaje aún está fresco…
Viajar en bicicleta con alforjas es relativamente seguro, lo dice Pablo, Tom, Darren, Sarah, Julia y otros cicloviajeros más, por supuesto yo también, aunque mi experiencia este limitada a viajes por Colombia y a algunos países de Sur América. En general como muchas cosas en la vida de un viajero dependerá de:
  • Lo que llevas cargadas en tu mente
  • Las rutas que eliges
  • La época del año en la que emprendes tu viaje
  • La decisión de viajar en solitario o acompañado
  • Tus capacidades como ciclista
  • Tu capacidad de relacionarte con otras personas
  • Tus habilidades de interpretar un mapa (preguntando se llega a Roma)
  • Como inviertes tu tiempo y dinero
  • Tus capacidades mentales para resolver problemas y superar retos
  • Y, por supuesto, del sentido común
El cuerpo seguro sentirá el rigor, pero eso es una consecuencia de montar en bicicleta por largas distancias, y el asunto se puede controlar en la medida en que tu ritmo sea el adecuado, así mismo, tu seguridad como cicloviajero, en gran medida dependerá de ti.

Carlos E. Carvajal

Fuentes: Algunas ideas de amigos del camino, también la lectura de libros de cicloturismo, el blog de Darren Alff

Foto: Víctor Álvarez

Deseas hacer un gran y épico viaje pero no das el primer pedalazo al respecto. Quizás crees que no eres capaz, o que tendrías que hacer un gran cambio en tu estilo de vida actual.

¿Estoy en lo correcto? La verdad es que entrenarse mentalmente servirá mucho más que hacerlo físicamente. Si ya estás decidido, comenzar a pedalear suavemente tu pesada bicicleta será lo mejor. En menos de diez días estarás en forma.
Probablemente cambiar de estilo de vida también te preocupa más de lo que crees, para eso también hay entrenamiento, con un par de ejercicios e ideas harás un ajuste psicológico gradual para la rutina que asumirás como cicloviajero de largo aliento y así seguramente mantendrás tu hogar y tu trabajo hasta el último minuto.
Tal vez algunas sugerencias te sorprendan, óbvialas si quieres, pero si asumes el reto de hacer por lo menos un ejercicio por semana, en tan solo un par de meses estarás listo para pedalear por Colombia, Sur América y el mundo.
Que tal un cafecito, este es un buen momento para hacerlo… ahí van las ideas:
1. Comienza a conocer otros cicloviajeros. Cada vez es más común verlos en nuestras ciudades, invítalos a tomar algo, quizás a dormir en tu casa, anímalos a que se queden más tiempo en tu ciudad, escucha sus historias, aprende de sus experiencias, te darás cuenta de que son iguales a vos, la diferencia es que ellos están haciendo lo que tu aún estas soñando. Rápidamente tendrás una enorme lista de testimonios útiles.
2. Reduce el uso de redes sociales. Puedes seguir pedaleando allí ellas fácilmente te atrapan, o comenzar a usar ese tiempo para preparar seriamente tu viaje. Lee libros, mira los mapas, o simplemente siéntate a soñar despierto pues las posibilidades de cicloturismo son infinitas. No olvides desinstalar esas pequeñas alertas distractoras en tu teléfono inteligente, mejor dicho ponlo en modo avión.
3. Apaga el televisor. Los cicloviajeros no necesitamos estar permanentemente conectados a lo que los medios de comunicación internacional están escupiendo sobre “el mundo”. Cuídese de esto, piense aquello y lo más importante tenga miedo de…. estamos demasiado ocupados experimentándonos. Y adivinen qué? Si quieren saber cómo realmente funciona la sociedad, lean un buen libro de historia y luego salgan a pedalear, así sabrán el resto.
4. Redecora tu habitación. Si hay una cosa que los cicloviajeros hacemos todo el tiempo además de observar los impresionantes paisajes de nuestro planeta, es ver mapas para saber dónde están esos lugares. Consigue un par y pegalos en una pared de tu habitación, con eso bastará. Te veré mirándolos con nostalgia durante varias horas al día, planeando mentalmente rutas, dándote cuenta de todas las posibilidades que hay y que nunca serás capaz de recorrer cada camino, sabes que, realmente no importa demasiado a donde vayas, siempre y cuando sea a un lugar nuevo.
5. Cocina comidas en un solo plato. No hay viajes en bicicleta verdaderamente autosuficientes sin que lleves los medios para cocinar una comida caliente, abundante y deliciosa al final del día. Dominarás el arte de hacer el desayuno, el almuerzo, la cena y un café en un pequeño quemador, no importa cuál sea. Encontrarás que mientras tu gama de recetas se reduce, también serás capaz de crear todo tipo de deliciosas comidas, junto con algunos métodos de cocción poco ortodoxos y trucos ingeniosos en los que participan dos o más ollas en una total y cuidadosa sincronización.
6. Vende tu refrigerador. Realmente no necesitas un aparato de estos, es más bien una obsesión el hecho de acumular alimentos durante semanas. Más lógico es comer lo que te parece cada día incluyendo algunas cosas que hoy ni te caben en ese aparato. Como los cicloviajeros no podemos llevar neveras y creo que somos conscientes de esto, un poco de mantequilla, queso, yogur, carne curada (no para mi), pasteles, fruta fresca y verduras, cereales, tarros de mermelada y mayonesa dentro de nuestras alforjas no refrigeradas para pocos días es lo mejor, estoy seguro de que no tendrán efecto negativo alguno.
7. Cierra tu armario. Un cicloviajero realmente no llevará mucho un sus alforjas, quizás aquello necesario para sortear los diferentes climas que se encontrará en su camino, un par de pantalonetas de ciclismo (acolchadas), camisetas, ropa interior y medias, un pantalón, una gorra es muy práctica para los días de sol y ya, el resto, si tu viaje es muy largo, pues véndelo o regálalo.
8. Vende todos tus enseres, mejor dicho lee primero acá. Debo que decir que si tu viaje lo tienes estimado para un par de semanas o meses, pues no es lógico hacerlo. Si por el contrario te vas a darle la vuelta al mundo, empieza a feriar todo lo que ya no necesitarás y que seguro tampoco usabas nunca. Nosotros cicloviajeros tenemos el lujo de poder vivir en un espacio realmente ilimitado y con pocas restricciones, la masa de tierra del planeta y un puñado de cruces fronterizos ligeramente inconvenientes. Cuando se trata de nuestra vivienda temporal, lo mejor que por lo general podemos tener es una buena carpa de dos espacios, como quien dice con un cuarto de repuesto o un sofá para las visitas, claro si vas en solitario.
9. Apaga la luz. Las casas fueron electrificadas originalmente con el fin de proporcionar la iluminación por la noche, pero seamos sinceros, lo que se ha logrado con nuestros estilos de vida modernos es sacarnos del ciclo natural día-noche. Los viajeros con alforjas sin embargo, muy pronto entran de nuevo en este ciclo y viene una hermosa y profunda sensación de reconexión con la naturaleza. Sí hacemos uso de la electricidad una y otra vez, para cargar las baterías que alimentan las linternas de cabeza que utilizamos exclusivamente para la lectura de libros en la noche, y tal vez para la carga del teléfono o del computador portátil si decidiste sentirte futurista y llevar uno.
10. Acampando. En general, a los cicloviajeros nos gustan las noches al aire libre, suntuosas y por debajo de las estrellas. Aprendemos rápidamente a través de la experiencia a hacerlo cómodamente: cálido, seco y sin molestias. Hay poco realmente para aprender y lo puedes ensayar en una habitación de tu casa, en un pequeño patio o en la finca de un amigo. Una vez que dormir al aire libre se ha convertido en la norma, simplemente eliges un buen lugar, quizás un poco adentro de la carretera, con algo de agua cerca, en la parte trasera de una casa campesina (eso si, pide permiso, seguro hasta aguapanelita te dan) e incluso en lugares destinados para hacerlo.
11. Conviértete en un observador. Los cicloviajeros desarrollamos la habilidad para interactuar constantemente con nuestro entorno de una manera íntima, y aunque puede ser difícil de ver lo que vale la pena en una gran ciudad o pueblo, especialmente en uno con el que no estas familiarizado, prestar atención a los detalles aparentemente insignificantes, al ir y venir de las personas, la arquitectura, las vallas publicitarias, los vendedores ambulantes y otras cositas, luego de un par de minutos te develará la realidad.
12. No hagas nada más. Una vez que el trauma inicial ha desaparecido, pues ya vez que puedes ser un cicloviajero y que lo del status es vanal, los viajeros en bicicleta tendemos a encontrarnos con una gran cantidad de tiempo para pensar en la ruta. Así que hay que decir que lo importante hoy y siempre ha sido el presente y la idea es dejar de pensar en el pasado o en el futuro, pues estos no existen, es el ahora el momento real. Acciones repetitivas, como pedalear o caminar por largos períodos de tiempo, permiten que la mente este consciente y despertar a esta locura colectiva, a su vez, estarás entrenando tu cerebro para existir en el hoy, lo que será milagroso.
13. Habla con extraños. Una de las características de la vida en la carretera es el gran número y variedad de personas que conocerás. Para empezar, se siente un poco extraño pues estamos acostumbrados a sólo conversar con la gente de nuestros círculos sociales y de confianza. Esto lo puedes hacer desde hoy para ir entrenándote si eres un poco tímido, quizás ayudar a alguien que necesita una mano con sus paquetes, en el ascensor de tu edificio, o en el autobús de regreso a casa, te darás cuenta de toda la magia que hay alrededor de una simple conversación, en un mundo donde cada vez más estamos solitarios interactuando con otros virtualmente.
14. Reempaca tu vida en cuatro alforjas y no olvides la bolsa de dormir. Ya vendiste tu casa, enseres y tienes un par de días de gabela para entregarla definitivamente al nuevo propietario, (ojo, para viajeros que van a dar la vuelta al mundo), sólo sales con extraños, hablas exclusivamente con cicloviajeros y estas hiper-mega entrenado pues llevas varias semanas durmiendo en carpa y cocinando con tu quemador en la sala de tu anterior hogar, lo único que te queda es empacar e irte a pedalear es obvio, así que qué estas esperando.
15. Practica el arte de la comunicación no verbal. Quizás tu primer gran viaje sea por Sur América, así que no tendrás muchos problemas con el idioma, sin embargo, en aquellos lugares donde no se habla español, incluso inglés, desarrollarás la capacidad de comunicarte a través de medios más o menos puramente no lingüísticos. Imitarás, harás garabatos incomprensiblemente en trozos de papel para hacerte entender, o sacarás un pequeño diccionario de bolsillo y rápidamente buscarás pronunciar un par de palabras y de maneras inimaginablemente creativas lograrás que te entiendan.
* * *
En este punto, todos los preparativos previos ya están listos y te diste cuenta que el cambio no fue mayor cosa, ahora lo que viene es el llamado entrenamiento físico, así es que váyase a pedalear en busca de su sueño…
Totalmente de acuerdo con Tom Allen autor del artículo original, al que felicito por tan acertadas palabras. La traducción no es textual y además solicitamos su permiso.

Fuente: http://tomsbiketrip.com

Durante algunas semanas iba a pedalear al ciclo corral y aunque admito que la llamada ciclovía es un escenario necesario para la reactivación física y es esparcimiento de muchos, mi deseo iba un poco más allá, quería viajar en bicicleta, romper las fronteras de ese espacio, las de algunos incrédulos y las mías propias.

La primera bicicleta de montaña “MTB” que ensamble estaba compuesta por un marco JD y un grupo Acera Shimano. Rápidamente le instalé un portaequipajes para llevar algunos elementos de desvare, una chaqueta impermeable y un par de golosinas o frutas para cada una de las salidas de fin de semana, llevar algo en la espalda no me parece práctico, ni cómodo. Con ella descrubrí los alrededores y cada camino secundario o trocha del Valle de Aburrá, incursionaba sin saberlo el mundo de las Microaventuras, pequeños viajes cortos de 1, 2 ó 3 días.
Mi primer viaje largo fue revelador. Se llegaron las vacaciones de fin de año en 2.006, ate con unas correas elásticas al porta equipajes una mochila, un par de mudas de ropa y algunas herramientas. Durante 28 días pedalee con 4 amigos por más de 46 pueblos y ciudades de Colombia, pasando las noches de hotel en hotel. Esta aventura que cambio mi vida, requirió menos de 24 horas de planificación y no implicó ningún equipo especializado.
En los años siguientes recorrí 37.000 Kilómetros por las carreteras secundarias, me enamore de nuestro bello país, de su gente, maneras y formas. La increíble diversidad centímetro a centímetro de nuestra geografía se puso a mi disposición, un conocimiento vivo se estaba incorporando en cada célula de mi ser. El esfuerzo del viajero que se propulsa con su propia energía tuvo además sus recompensas, conectado con mí ser interior, sano física y mentalmente, amando la naturaleza y sintiéndome parte de ella.
Un día de enero del año 2.009 mientras pedaleaba con amigos los senderos de la Sierra Nevada del Cocuy, en mi bella Colombia, decido emprender el proyecto de viaje más maravilloso que haya realizado «Sur América en Bicicleta». Desde el 17 de Abril de 2.010 durante 529 días, anduve 25.000 Kms por 8 países sobre la singular máquina; una experiencia bella, enriquecedora y llena de anécdotas, que reveló la que ahora es una misión: «Inspirar a otros a viajar en bicicleta».

Carlos E. Carvajal

Simple Share Buttons